Natalia de Molina, protagonista de ‘Las Niñas’, Biznaga de Oro, destaca la seguridad con la que ha transcurrido el Festival de Málaga. Y su directora, Pilar Palomero, alaba el trabajo de las espontáneas niñas protagonistas en el último Encuentro de Cine De FilmAnd

http://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/avila.jpg
9 Sep 2020
Alejandro Ávila

El cine es seguro y el cine es salud. Natalia de Molina, protagonista de Las niñas, triunfante ópera prima de Pilar Palomero en el Festival de Málaga con su Biznaga de Oro a Mejor Película, está convencida de que certamen malagueño ha demostrado que el eslogan para regresar a las salas de cine del ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Visuales) va más allá del eslogan institucional.

«El Festival de Málaga ha demostrado que el lema ‘El cine es seguro’ es algo real, no solo marketing», señalaba la actriz ganadora de dos premios Goya, por películas como Techo y comida (Juan Miguel del Castillo) o Vivir es fácil con los ojos cerrados (David Trueba)en el último Encuentro de Cine de FilmAnd.

La ópera prima de Pilar Palomero, estrenada el pasado viernes 4 de septiembre, cuenta la historia de Celia (Andrea Fandos), es una niña de 11 años que estudia en un colegio de monjas en Zaragoza y vive con su madre Adela (Natalia de Molina), una viuda de 30 años que sueña con que su hija tenga todo aquello que se le negó a ella, como la oportunidad de ir a la universidad.

Charlamos con 'Las Niñas', ganadoras de la Biznaga de Oro: Natalia de Molina y Pilar Palomero

Charlamos con las ganadoras de la Biznaga de Oro del Festival de Málaga: Natalia de Molina y Pilar Palomero, protagonista y directora de ‘Las Niñas’.

Posted by filmAnd on Wednesday, September 2, 2020

Ambientada en la Zaragoza del 92

Las niñas está ambientada en la Zaragoza del 92, Palomero exprime al máximo la naturalidad cinematográfica de un reparto de chicas que ríen, lloran y permanecen constreñidas y silenciadas por el severo mundo de los adultos. Un mundo al que empiezan a asomarse en su pubertad y que les plantea trabas constantes con su sexualidad, pasiones y afectos.

Para seleccionar al reparto de niñas que, finalmente, encabeza Andrea Fandos, se hizo «un casting muy largo. Buscábamos personas genuinas  y generosas, que estuvieran dispuestas a darlo todo en el rodaje, a pasarlo bien y a zambullirse en este mundo del 92», cuenta la directora zaragozana.

En este sentido, Palomero destaca que «poníamos todo al servicio de ellas. Improvisábamos, pero era una improvisación trabajada», con escenas tanto cómicas -como una que envuelve el juego con un preservativo- o especialmente tensas.

Palomero ha demostrado un debut tan sólido que no solo le ha valido una valiosa selección en la prestigiosa Berlinale, sino su consagración festivalera en Málaga con una merecidísima Biznaga de Oro a Mejor Película, a la que se han sumado la Biznaga de Plata a Mejor Fotografía y el Premio Feroz de la Crítica.

«Una sueña con que la película que ha hecho, tenga la mejor acogida. Y una sueña con la Biznaga de Oro, pero no la espera. Si ya estábamos felices de estar en el festival, esto ha sido aún mayor», concluye la cineasta.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *