El inconveniente. Foto: Julio Vergne.
Ignacio Gutiérrez Torrejón
Ignacio Gutiérrez Torrejón

La calle cortada, un charco de agua en un boquete del carril bici y varios técnicos que miran hacia un cielo de febrero sin nubes desde donde, en seguida, comenzará a caer lluvia artificial. Unos días antes consiguieron que nevase en Sevilla.

Así comenzaba, en la avenida Adolfo Suarez, el rodaje de una de las escenas iniciales de la película El inconveniente, primer largo de ficción del director Bernabé Rico. Una “dramedia”, según la define el mismo director, basada en la obra de teatro de Juan Carlos Rubio. La protagonizan las actrices Kiti Mánver y Juana Acosta, acompañadas por el cómico Carlos Areces.

Bernabé Rico afronta el rodaje de cinco semanas de su primer largo con una planificación intensa, “muy centrada en los detalles” y en el trabajo de las protagonistas. “Hemos ensayado casi todas las escenas para crear una relación entre las protagonistas y tener muy claro el ritmo y el tono de la película”. Algo que confirman las actrices: “Detrás de la naturalidad hay un trabajo milimétrico”, comenta Kiti Mánver.

Carlos Areces bajo la lluvia artificial en la calle Adolfo Suarez. Foto: Julio Vergne.

Carlos Areces bajo la lluvia artificial en la calle Adolfo Suarez. Foto: Julio Vergne.

“El proceso ha sido muy fluido y hemos buscado huecos para estudiar juntas, además del trabajo privado para armar toda la cama de emociones y sentimientos”. Además, los ensayos con Bernabé fueron definitivos según comenta la actriz: “Son los que te dan la línea de esos personajes y de la relación que se crea entre ellos”.

Durante un mes, Mánver y Acosta han trabajado juntas dos horas diarias con el guion. “El peso de la película cae sobre nosotras y para mí ha sido una maravilla trabajar con un actrizón como Kiti”, comenta Acosta. “Nunca me había pasado llegar al rodaje con más del ochenta por ciento del guion aprendido”. Además, según comenta, una vez en el set de rodaje, Rico les da la oportunidad de “ver orgánicamente” qué les pide la escena, “para después coreografiar”.

“Juana tiene una manera de trabajar muy similar a la mía”, bromea Mánver. “Es puñetera y quisquillosa, en el buen sentido, le gusta profundizar mucho y sus guiones están llenos de anotaciones y correcciones como los míos”.

 

Entre la comedia y el drama

Para el director, uno de los objetivos de la película es provocar la risa y generar una reflexión emocional: una reflexión sobre “dónde colocamos nuestras preocupaciones”, afirma.

En este sentido, a Bernabé le interesan historias en las que “la comedia y el drama se suceden como la vida”, un tipo de cine que entretiene y al mismo tiempo “deja un poso de reflexión”. Se trata de alcanzar un difícil equilibrio que tiene como referentes películas como Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton, 2006) o Entre copas (Alexander Payne, 2004), ambas road movies que suponen, igual que en El incoveniente, un viaje y una metamorfosis. “Aunque el cincuenta por ciento de la película está localizada en una casa, quería plasmar la transformación personal de las protagonistas en un viaje físico”.

Kiti Mánver, portagonista de 'El inconveniente'. Foto: Kiti Mánver.

Kiti Mánver, portagonista de ‘El inconveniente’. Foto: Alejandro Ávila.

Amplificar una obra de teatro

La idea de rodar esta película, que según aclara el productor Olmo Figueredo tiene un presupuesto de 1.800.000 euros, surgió cuando Bernabé vio la obra de teatro y pensó que “sin perder la esencia de la historia, se le podían añadir capas y hacer una película”, aclara. Se lo propuso a Figueredo y pensaron que se podía hacer con una producción sencilla”.

Ocho años después, sin que Rico hubiera pensado dirigirla, Olmo le dijo: “es tu primera película”. En este sentido, comenta el director: “La sentí mía, más que ninguno de los directores a los que se la propusimos”.

Respecto a las jornadas de grabación, a pesar “de las complicaciones inherentes a cada rodaje”, el objetivo de Bernabé es que el resultado reproduzca la película que tiene en la cabeza. “Estoy muy contento del gran parecido que he logrado”, aclara.

La actriz Juana Acosta, protagonista de 'El incoveniente'. Foto: Alejandro Ávila.

La actriz Juana Acosta, protagonista de ‘El incoveniente’. Foto: Alejandro Ávila.

La importancia de Sevilla como escenario y de las localizaciones

El hecho de que se grabe en un piso natural, limita las posibilidades de movimiento, según aclara el director, porque, por ejemplo, no puedes mover paredes para grabar con más comodidad. En cambio, la historia “adquiere esa verdad que es imposible conseguir en un plató”.

No obstante, en esta película “Sevilla tiene una presencia vital y natural”. En cierto sentido, “Sevilla es protagonista porque si esta historia se hubiera rodado en otro lugar no se podría haber contado  de la misma forma”. Algo que matiza la actriz Juana Acosta: “Las localizaciones están muy bien escogidas para la acción, empezando por la casa, que es perfecta (un piso en la avenida Adolfo Suarez), hasta mi oficina, en el piso 18 de la Torre Sevilla”. Así, la ciudad se vuelve un personaje más de la película. “Eso es un placer porque Sevilla es una ciudad muy hermosa”, añade la actriz.

Clemente Torres de Elemento 3FX generando la lluvia para el rodaje de 'El inconveniente'

Clemente Torres de Elemento 3FX generando la lluvia para el rodaje de ‘El inconveniente’. Foto: Alejandro Ávila

Profesionalidad y trabajo en equipo

El buen ambiente que se vive en el durante el rodaje se basa, según las actrices protagonistas en la profesionalidad del equipo.  “Nunca había trabajado en Andalucía y he encontrado un equipo absolutamente profesional”, explica Acosta. “Creo que todo el equipo de esta película está dejándose la piel y se nota, el trabajo del cine es un trabajo en equipo y en esta película lo noto mucho”. Además, celebra que muchas cabezas de equipo sean mujeres.

Como por ejemplo Claudia González, directora de arte, que afirma que Bernabé Rico hace el trabajo más sencillo “al estar implicado en todo”. González es una profesional madrileña y este es uno de sus primeros trabajos en Andalucía. “Hay tantos rodajes aquí, que han tenido que traer a gente de fuera”.

Un caso parecido al de Clemente Torres, de la empresa de efectos especiales Elemento 3FX, encargado en la película de producir la lluvia y la nieve. Tras años trabajando en Barcelona en publicidad, Torres decidió regresar a Andalucía. “En esta película la lluvia tiene la particularidad de que va ‘in crescendo’ y deja de llover progresivamente”, relata. “Es complicado, porque hay que meter distintos tipos de goteo”.

Un momento del rodaje de 'El inconveniente'. Foto: Julio Vergne.

Un momento del rodaje de ‘El inconveniente’. Foto: Julio Vergne.

La soledad, una protagonista de mucha actualidad

La actriz Kiti Mánver interpreta a una mujer una década mayor que ella que vende su piso con la condición de que no puede ser ocupado hasta que ella muera. “Creo que es un personaje de mucha actualidad”, afirma la actriz. “De hecho mi mama también está vendiendo su piso en esas condiciones”.

Las protagonistas de esta película son para la actriz malagueña dos personas muy diferentes que tienen en común la soledad. “Yo soy la más locuela, la que está acostumbrada a decir lo que piensa sin ningún tipo de tapujos. Sin embargo, Juana Acosta interpreta a una mujer exitosa, guapa, elegante, una gran ejecutiva, pero con un mundo interior hermético”.

“Mi personaje es una mujer que no es feliz”, afirma Acosta. “A través de ese encuentro va comprendiendo que la vida va de otra cosa, al principio le produce mucho conflicto ver a esa mujer con ese arrojo, Lola es libre, es provocadora, es transgresora”. Un proceso que supone un el reto de interpretar esa transformación: “Algo muy bonito de mi personaje es su camino hacia la vulnerabilidad, hacia conectarse con sus emociones gracias al personaje que interpreta Kiti”.

Para Mánver, su personaje es quizás  el que permanece “más de una pieza todo el rato”, aunque también comete muchos errores. El personaje de Acosta le ayuda a “revisar” ese mundo de equivocaciones que ha tenido en la vida. “A pesar de sus desgracias no es una amargada  y ha decidido divertirse, aunque se pasa muchísimo, es bebedora y fumadora y tiene más en cuenta el estado mental y emocional que la salud”.

Carlos Areces en en el escenario de 'El incoveniente'. Foto: Alejandro Ávila

Carlos Areces en en el escenario de ‘El inconveniente’. Foto: Alejandro Ávila

Un contraste  y unas pinceladas de humor

Por su parte, el actor Carlos Arece define a su personaje como un contraste a las verdaderas protagonistas. “Mi personaje decora la relación entre ellas, la especia y le añade comedia”. No obstante, afirma que las interpretaciones se han trabajado desde la naturalidad. “Últimamente estamos acostumbrados a ver un tipo de comedia algo más desmadrado que lo que nos va a dar Bernabé, que quiere darle un tono más íntimo”.

Aunque sea una “dramedia” no es una película para reírte a carcajadas, según aclara el actor. La película plantea “unas pinceladitas de vida que no buscan efectismo ni en lo dramático ni en lo cómico. Efectivamente, Entre copas o cualquier otra referencia actual del cine indie puede servir para comparar el tono de esta película”, según comenta el actor, que además confirma que su interpretación “está matizada” a pesar de que su personaje “es el más extremo del reparto”.

La película, que continúa su rodaje durante el mes de febrero, podrá verse en el último trimestre del 2019.

Foto de portada: Julio Vergne.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *