Mª Angeles Robles
27 Abr 2019 - Mª Angeles Robles

Arranca el Festival de Cine Africano con una gala conducida por la actriz Rossy de Palma, que reivindica una muestra que ayuda a “hacer visible el cine de un continente muchas veces invisible”

La 16 edición del Festival de Cine Africano ha arrancado en Tarifa con una gala inaugural conducida por la actriz Rossy de Palma, que ha sido nombrada primera embajadora del festival por su sensibilidad y compromiso con el cine africano.

La actriz, que acaba de finalizar en Tarifa el rodaje de la serie Británica Little birds, ha sido la encargada de desgranar una programación en la que la presencia femenina es contundente –desde las siete películas dirigidas por mujeres que compiten en la sección oficial hasta algunas de las exposiciones integradas en los actos paralelos– y que apuesta este año por el cine afroamericano y las producciones de la afrodescendencia latinoamericana.

Durante la cálida gala de presentación, que se ha abierto con los compases del conocido tema Summertime, de Palma ha hecho hincapié en la “exorbitante deuda que tenemos con el continente africano” y ha alabado el carácter transfronterizo de un festival que se celebra en una ciudad que se puede definir como “esquina, rincón y cruce” de culturas y que no solo “nos ayuda a conocer mejor el cine africano sino a conocernos mejor a nosotros mismos”.

De Palma ha asegurado que las únicas fronteras que le parecen dignas son “las fronteras gastronómicas porque siempre apetece celebrarlas”. La actriz ha definido el FCAT, que este año comparte la programación cinematográfica con un amplio plantel de actos paralelos y que ha ampliado sus extensiones a las ciudades marroquíes de Chaouen y Tetuán y a la vecina ciudad de Algeciras, como un verdadero “producto cultural estrecheño” que “hace visible” el cine de un continente “para algunos invisible”.

Con el sentido del humor que la caracteriza y demostrando una vez más su enorme experiencia sobre las tablas, la conductora del acto no ha dudado en regañar a algunos asistentes a los que les ha sonado el móvil, e incluso a advertido algún fotógrafo que no le hiciese fotos con gafas. También ha tirado de ironía para poner sobre la mesa la imagen distorsionada y “la visión sesgada que se nos transmite del continente africano”.

La directora del festival, Mane Cisneros, ha protagonizado el momento más emotivo de la gala al rendir homenaje a la cineasta libanesa Jocelyne Saab, al el escritor y activista cultural Antonio Lozano y a la pintora algecireña Blanca Orozco que han desaparecido este año y a los que está dedicada esta edición del FCAT.

En la gala de inauguración, además del alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz Giráldez, han estado presentes los miembros del jurado oficial de esta edición del FCAT, el director de Suiza-Burkina Faso, Bernie Goldblatt, la experta en cine africano, June Giovanni, y el distribuidor Enrique González Kuhn. También compartieron este primer día de festival los cineastas Nasib Farah, director de El último guerrero; Philippa Herrman, directora de Luna nueva; Reem Saleh, directora de Al Gami’ya; Naziha Arebi, directora de Los campos de la libertad; y Mario Mabjaia, actor de Mabata bata.

Meu amigo Fela (Mi amigo Fela), que ha sido presentada por su director, el brasileño Joel Zito Araújo, y la experta en Fela Kuti Sagrario Luna, ha sido la película elegida para dar el pistoletazo de salida a la programación del 16 FCAT. Con esta cinta, el festival “ha querido mirar desde el primer día hacia la afrodescendencia latinoamericana”, una de las principales líneas de la programación de este año.

Mi amigo Fela explora los aspectos menos conocidos de la vida del cantante nigeriano Fela Kuti de la mano de su biógrafo, seguidor y gran amigo Carlos Moore y cuenta con el testimonio de amigos, compañeros y familiares del músico. El documental desvela la trayectoria profesional y vital de un artista que hizo de la música un arma revolucionaria y que fue parte sustancial de las reivindicaciones panafricanas.

El trabajo de Zito Araujo persigue poner sobre la mesa el carácter político y reivindicativo de un músico que ha pasado a la historia como uno de los principales referentes del afro-beat. El retrato, ponderado y lleno de fuerza que realiza el director brasileño, resalta las múltiples aristas de un personaje profundamente complejo que, a través del testimonio de los que le conocieron, queda expuesto en toda su dimensión.

Más de 80 películas en dos secciones oficiales –Hipermetropía y En Breve– y seis paralelas –Historias afroamericanas, La tercera Raíz, Afroscope, Miradas Españolas, Ghana en cuatro actos y Homenajes– integran la programación oficial de esta edición de FCAT, que estrenará 29 películas, una de ellas estreno mundial: La vida perra, de Pablo Macías, un homenaje al escritor Ángel Vázquez y a la ciudad de Tánger.

Las películas que se proyectarán proceden de veinte países africanos (Egipto, Etiopía, Libia, Ruanda, Burkina Faso, Somalia, Mozambique, Lesoto, Kenia, Sudán, Marruecos, Sudáfrica, Túnez, Argelia, Uganda, RDC, Angola, Madagascar, Ghana, Mauritania), de cuatro países sudamericanos (Colombia, Brasil, República Dominicana, México), además de Estados Unidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *