avila
Alejandro Ávila

Era una de los títulos más esperados de la 55ª edición del Festival Internacional de Cine de Gijón. La razón por la que la prestigiosa edición francesa de Cahiers du Cinéma mandó a uno de sus críticos a la muestra asturiana: el estreno mundial de En Attendant les barbares, la última película del aclamado director francoestadounidense Eugène Green. No ha sido, por tanto, una sorpresa que la película de Green haya vencido en una sección oficial plagada de grandes largometrajes.

Green, un viejo conocido de Cannes, Sevilla, Locarno o Cinema du Réel, ha vencido con una película para iniciados y que algunos consideran una obra menor en una filmografía con obras como La Sapienza o Le fils de Joseph. Con el sello propio del autor francés, Green se apoya en un trabajo actoral coral, que logra arrancar la risa del espectador con ironías sobre la actualidad, que se entremezclan con textos artúricos y pinturas medievales, cuyas referencias culturales apuntan alto.

Cualitativa y cuantitativamente hablando, la otra gran vencedora ha sido Scary Mother, ópera prima de la georgiana Ana Urushadze. Su drama camuflado de película de terror (o viceversa), le ha valido a la joven Urushadze el premio a la mejor dirección, la mejor fotografía y el premio del jurado joven (compuesto por doce jóvenes de entre 17 y 25 años). Scary Mother es una oscura pesadilla, en la que una madre va enloqueciendo mientras trata de sacar adelante una terrorífica novela excesivamente autobiográfica. La directora consigue orquestar fotografía, localizaciones, banda sonora y actuaciones para sumergirnos en la pesadilla de su protagonista, una Manana interpretada magistralmente por Nato Murvanidze. La estilización del brutalismo soviético de los edificios georgianos y el tono gris de la película hacían presagiar el premio a la mejor fotografía.

Fotograma de 'Scary Mother'

Fotograma de ‘Scary Mother’

Era otra de las grandes apuestas de un festival conocido como el Sundance español. ¿Su nombre? Lucky, dirigida por el norteamericano John Carrol Lynch y protagonizada por un nonagenario Harry Dean Stanton, (una vez más) en estado de gracia). La actuación de Stanton, por supuesto, ha sido merecedora premio al mejor actor. La película, que se centra en los últimos días de su protagonista, Lucky, está basada en anécdotas, reflexiones, palabras y actuaciones anteriores de Stanton. No es difícil reconocer los movimientos y gestos de aquel Travis Henderson de Paris Texas. La actuación de Stanton convence y emociona al ver cómo Lucky arrastra sus pasos hasta el final, antes de enfrentarse a la muerte… con una sonrisa. Su banda sonora, omnipresente y de estilo country, merecía el premio de Gijón. Tras pasar por festivales como Locarno o SXSW (South by Southwest), la ópera prima del veterano actor norteamericano Carrol Lynch, marcada por la muerte en septiembre de Stanton, se estrenará en España la próxima primavera.

Al igual que Lucky, En attendant les hirondelles (Hamid Boughrara) también ha logrado dos premios: premio especial del jurado y mejor dirección artística, por una producción que ya pasó por Cannes y que destaca por el trabajo de sus actores, cuyos personajes van entrelazando sus vidas en las áridas tierras de Argelia.

En unos premios que han estado a la altura de una exigente sección oficial, los otros galardones principales han ido a manos de Kim Min-hee, por su actuación en En la playa sola de noche (Bamui Haebyun-eoseo Honja) y mejor guión para la producción germano búlgara Destinos (Stephan Komandarev).

El resto de películas premiadas han sido:

Mejor cortometraje
La bouche (Camilo Restrepo)

Mejor cortometraje del Jurado Joven
Gros chagrin (Céline Devaux)

Premio del Jurado Fipresci
Manuel (Dario Albertini)

Premio al mejor director del Jurado Fipresci
Good Luck (Ben Russell)

Premio Enfants Terribles
Zombillénium (Arthur de Pins, Alexis Ducord)

Gran Premio del Público
El equipo de mi barrio (Rafa de los Arcos)

Mejor película española
Lo que dirán (Nila Núñez)

Mejor directora de la mejor película española
Nila Núñez por Lo que dirán

Mejor guión de película española
La vida lliure (Marc Recha)

Premio del Jurado CIMA a mejor largometraje dirigido por una mujer
El orden divino (Petra Volpe)

Mejor largometraje del Jurado Día D’Asturies
En modo silencio (Teresa Marcos)

Mejor cortometraje del Jurado Día D’Asturies
Aprieta pero raramente ahoga (David Pérez Sañudo)

Premio Laboral Cinemateca
Ciruela de agua dulce (Roberto F. Canuto y Xu Xiaoxi)

Premio Proyecto corto Movistar +/ Pecera Estudio
Cordero (Kepa Sojo)

Premio Nuevos Realizadores del Principado de Asturias
La distancia (Fernando Lorenzana)

Premio DCP Deluxe
Puerto deseado (Diana Toucedo)

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *