Guionistas, cineastas y compositores cierran el ciclo ‘Cine Andaluz: futuro y desafíos’ organizado por FilmAnd y la Plataforma del Audiovisual Andaluz

http://filmand.es/wp-content/uploads/2019/12/redaccion.jpg
10 Jun 2020
Redacción filmAnd

¿Hasta qué punto va a afectar la experiencia de la pandemia a nuestros creadores? ¿Las historias de los próximos meses van a a ser más oscuras o más luminosas? Con los creadores (directores, directoras, guionistas y compositores) hemos cerrado el ciclo de charlas Cine andaluz: futuro y desafíos, con el director Álvaro Begines (¿Por qué se frotan las patitas?), la guionista Isa Sánchez (El Ministerio del Tiempo), la directora Remedios Malvárez (Menese) y el compositor Pablo Cervantes (Para toda la muerte).

Pablo Cervantes se pregunta hasta qué punto la experiencia de estos meses va a afectar sus sus recuerdos, sus emociones y, en definitiva, su obra. “Es difícil saber cómo te marca una experiencia. Quizás con 42 años me marque menos la pandemia que un paseo con mi madre con 4 años, que es un recuerdo que permanece. Recuerdo tambien que en séptimo, en un campamento, temblaba bailando con una chica. Todavía me conmueve”, reflexiona. En ese sentido, Álvaro Begines cree “la crisis puede haber servido como un depósito que luego uno plasma. Empezamos por el tópico y luego tratamos de darle la vuelta. Esto puede servir como una base”.

¿Humor o apocalipsis? Isa Sánchez, guionista de El Ministerio del Tiempo, apuesta por “las historias más luminosas. Creo que todos estamos haciendo un esfuerzo por centrarnos en lo positivo, aunque más que una cuestión de género, el futuro lo van a marcar las condiciones de producción”.

Begines destaca que ya hay “plataformas que están encargando series apocalípticas, porque la gente ha vivido una película y se siente identificada. Creo que se va a apostar por el humor para no caer en el drama absoluto”. Remedios Malvárez, reciente ganadora del premio a mejor documental andaluz por Menese, apunta también que “me gustaría pensar que vamos a tirar por el humor, porque después de este duelo, que no está superado, necesitamos reírnos y sentir esas historias cercanas”.

La capacidad de predecir

El compositor Pablo Cervantes subraya que “a los seres humanos nos hace humanos la capacidad de pensar en el futuro buscando consuelo y soluciones, pero es un ejercicio inútil muchas veces. La capacidad de predecir es muy difícil y habrá que trabajar activamente para que la rueda de hacer historias se mueva, aunque sea muy difícil saber cómo serán las historias”.

Malvárez apuesta por el documental cómo el formato que “va a va a retratar mucho de lo que hemos vivido. En ficción me parecería más interesante que se hiciera con un tiempo de referencia, porque estamos demasiado inmersos para ficcionar lo que ha ocurrido”. Mientras tanto, la ficción continúa rodándose, llegando en algunos casos a prohibirse que los guionistas escriban palabras como besos, abrazos o escupitajos, como medida de seguridad para los actores y actrices. “Se están acumulando las escenas de contacto en un par de días y aislando al equipo en hoteles”, apunta Begines.

La pandemia ha pillado a guionistas y creadores en su hábitat natural: en casa trabajando.  Isa Sánchez destaca que ella “muy acostumbrada a estar en casa y se me pasa el tiempo bien. Hubo una diferencia entre las dos primeras semanas, que era muy inquietante y muy absorbente. Me pilló en fase de reescritura de una película, pero me terminó afectando, al principio, la incertidumbre sobre las ayudas, ya que la productora estaba pendiente de que salieran. Al final, todos los departamentos se ven afectados”. Y abunda en que “no se ha desarrollado tanto, pero productoras y plataformas sí han tenido tiempo para leer guiones y desempolvar proyectos acumulados”.

Una cadena paralizada

Pablo Cervantes recuerda que “la cadena se ha paralizado y todo proyecto se ha visto desplazado. Me ha venido bien para parar un poco, creo que ha sido positivo en mi caso. Es la sensación de que por mucho que corras o descuelgues el teléfono, van a ocurrir cosas, así que te liberas de cierta presión. Saber que tienes que esperar”.

En cualquier caso, como recuerda Remedios Malvárez, “el problema no es la pandemia, sino las condiciones socioeconómicas en las que se desarrolla nuestro trabajo. Somos un sector muy endeble”. Durante estos meses, uno de los hitos más importantes para el cine andaluz ha sido la creación de la Plataforma del Audiovisual Andaluz (PAA), que ha permitido articular medidas de apoyo al sector y una unión inédita de casi una treintena de asociaciones y entidades.

Unión y profesionalización

En ese sentido, Álvaro Begines insiste en que “no estamos nada organizados y tenemos que profesionalizarnos, para que se trabaje como en otras profesiones y con una serie de condiciones respaldadas por las instituciones, que tienen que tener un conocimiento del sector. Hay que organizarse para que nos conozcan bien: nuestras virtudes, nuestras debilidades, nuestras necesidades”.

Pablo Cervantes destaca, en ese sentido, que “somos los profesionales los que tenemos que enseñar a los políticos y la sociedad cuál es nuestra realidad. Lo importante es que no disolvamos esta comunicación entre todos. No perdamos esta unión, porque gracias a esta unión, podemos mostrar cuáles son nuestros problemas. No somos menos creadores por hablar de IVA o intentar dignificar nuestra profesión”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *