Cortos por Caracoles
avila
Alejandro Ávila

Una olla gigantesca hierve a fuego rápido. En su interior, los caracoles flotan en una ardiente salsa picante. Ellos son los grandes protagonistas del adolescente certamen que lleva su nombre: Cortos por Caracoles.

En el trianero patio de la Sala El Cachorro refresca en esta última noche de junio. El agradable rincón andaluz acoge la cuarta velada de la 16ª edición del Certamen de Cortometrajes por Caracoles, organizado por Cámara Lenta (Laura R. García, Juan Antonio Bermúdez) y la propia sala (María Hidalgo). Es la noche grande del festival y un reducto de sevillanos que han decidido no irse a la playa de fin de semana, llenan el patio hasta la bandera… o, más bien, hasta la caja-nido que corona uno de los postes que sostiene la pantalla.

Cortos por Caracoles

Cortos por Caracoles

“Es la primera vez que como caracoles en el cine”, afirma una espectadora, Irene, mientras tienta a oscuras el gasterópodo y enfila su palillo hacia su sabrosa carne. En el ambigú, la joven camarera de acento extranjero no cesa de repartir botellines, cañas, caracoles y, para los cinéfilos animalistas, ensaladillas veganas.

Antonio Dechent, Caracol de Honor

En medio de semejante trajín, aparece el actor Antonio Dechent. “¿Cómo estás, Antonio? Nos vimos el otro día en el Parlamento, durante la aprobación de la Ley del Cine”, le recuerda este periodista. “¡Ah, sí! Si te digo la verdad, no sabía ni a que iba el otro día…”, contesta con humor el intérprete trianero, que hoy sí parece que sabe a lo que viene: ver cortos a la fresquita. Y también, por supuesto, a recibir el premio Caracol de Honor, un bello galardón fabricado con cerámica trianera y coronado por un celuloide enrollado a la forma de un univalvo.

El actor, famoso, como él mismo dice, por hacer de guardia civil en numerosas películas y por prestarse a participar en cortos de los cineastas que están dando sus primeros pasos, es conocido por películas como Solas, Alatriste, Tres días, La voz dormida o A puerta fría, y en series como Malviviendo o La peste. También es un espectador asiduo de Cortos por Caracoles, así que cuando recoge el premio, afirma: “Qué bueno esto de que te premien a la vuelta de la esquina de tu casa”.

Background

Background

Con su espontaneidad y humor habituales, la actriz Carmen Tamayo es la encargada de conducir la gala de clausura. Sobre el improvisado escenario, la directora de Mujereando (la obra de teatro que se prepara para dar el salto a la gran pantalla) le explica al público qué es esto del Test de Bechdel, una herramienta feminista para denunciar la brecha de género en las historias de ficción. Es la introducción para entregar el premio Bechdel a Contact (Léa Barcelin, Francia, 2018), una sutil historia animada entre dos chicas, en la que destaca más la bellísima técnica que el difuso guión.

Contact

Contact

La mejor interpretación recae manos de Diego Ingold y Aina Zuazuga por Background (Toni Bestard, España, 2018), un ejercicio de virtuosismo interpretativo en el que los actores no leen ni una sola línea de guión.

Filmand entregó el Caracol de la Tierra…

El podio caracolero lo ostentan tres obras en las que subyace la crítica social. A Filmand le toca el honor de entregarle el Caracol de la Tierra, concedido por el jurado local, a Pez de Javier Quintas, director de capítulos de series como Allí abajo, La casa de papel, Mar de plástico o El Príncipe. Producido por Sacromonte Films (Gervasio Iglesias) y la ONG Aldeas Infantiles, el corto critica la pobreza infantil con un estilo inocente y con la cámara colocada a la altura de unos niños sevillanos.

Pez

Pez

El premio del público recae sobre 3 gramos de fe, dirigida por José Antonio Campos, y protagonizada por la veterana actriz Rosario Pardo. Mejor no desvelar el argumento, tan sólo el regocijo de las espectadoras con las notas de humor que salpican el guion, el buen hacer de Pardo y el sorprendente desenlace.

3 gramos de fe

3 gramos de fe

El gran caracol, es decir, el Mejor Cortometraje Por Caracoles, se deslizó hacia Madrid con Seur, ya que allí se encuentran afincados los directores malagueños Adrián Ramos y Oriol Guerra. Los jóvenes cineastas enviaron un vídeo de agradecimiento desde las mismas calles, las de Lavapiés, donde se rodó el corto ganador: Una china en el zapato. Giro de guión inesperado, mensaje social y una técnica de rodaje sorprendente se dan la mano para contar la historia de un joven chino (Marcos Zan) que vende latas de cerveza en la calle.

Una china en el zapato

Una china en el zapato

 

PALMARÉS COMPLETO

MEJOR CORTOMETRAJE ‘POR CARACOLES’ Una china en el zapato (Adrián Ramos y Oriol Segarra, España, 2017)

CARACOL DE LA TIERRA Pez (Javier Quintas, España, 2017)

CARACOL DEL PÚBLICO 3 gramos de fe (José Antonio Campos, España, 2017)

MENCIÓN A LA MEJOR INTERPRETACIÓN Diego Ingold y Aina Zuazuga por Background (Toni Bestard, España, 2018)

MENCIÓN BECHDEL Contact (Léa Barcelin, Francia, 2018)

CARACOL DE HONOR Antonio Dechent, actor

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *