juan antonio bermudez
Juan Antonio Bermúdez

Cuando se habla de cineastas andaluces contemporáneos que han hecho su carrera en el extranjero, es inevitable que el primer nombre que salga sea el de Antonio Banderas. Pero hay mucho otro talento audiovisual andaluz repartido por el mundo, muchos jóvenes y no tan jóvenes que han probado suerte lejos para poder dedicarse a los diferentes oficios cinematográficos, en unas ocasiones por voluntad propia y en otras por no haber encontrado en su tierra la oportunidad de trabajar “en lo suyo”.

En este reportaje y en próximas entregas, iremos conociendo así la experiencia de varios andaluces que trabajan en el audiovisual fuera de España, comenzando hoy por Pablo Gómez-Castro, Ángela Mesa y Daniel Sánchez-López, tres casos muy diferentes pero que tienen algunas coincidencias.

 

La importancia de rodearse de una buena panda

El cordobés Pablo Gómez-Castro llegó a Estados Unidos en 2009 para estudiar un máster en dirección cinematográfica. Al terminar, decidió quedarse y aprovechar las prácticas y los contactos que había hecho durante su tiempo de estudio para abrirse un pequeño hueco laboral que le ha permitido ir encadenando desde entonces un trabajo con otro.

En 2012, fundó junto a un grupo de jóvenes cineastas españoles residentes en Los Ángeles la productora La Panda y con ella, intercambiando sus roles en cada proyecto, han conseguido sacar adelante varios con muy buena trayectoria. “Es muy bonito ver cómo hemos ido creciendo juntos y cómo, gracias a ello, cada vez hacemos proyectos más grandes; para mí el cine es un arte colaborativo y con La Panda puedo ponerlo en práctica” nos cuenta.

Pablo Sánchez-López (a la izquierda), junto a Daniel Grao, en un momento del rodaje de 'El alquiler'

Pablo Gómez-Castro (a la izquierda), junto a Daniel Grao, en un momento del rodaje de ‘El alquiler’

Entre sus trabajos más destacados, está el cortometraje El alquiler (2017), que se estrenó el pasado año en la Seminci y está teniendo una muy buena carrera por festivales. Interpretado por Daniel Grao, Javier Rey y Manuela Vellés, cuenta la historia de una pareja que viaja de España a Rusia para entrevistarse con una posible madre gestante, pero durante el proceso descubren que no están tan unidos como creían.

“Es un trabajo del que me siento muy orgulloso”, explica Gómez-Castro, “porque, además de tratar un tema de plena actualidad en España, está inspirado en las experiencias de un par de parejas de amigos míos que no han podido tener hijos, y que al querer adoptar o intentar la maternidad subrogada se han topado con miles de problemas por parte de la administración pública”.

Otro proyecto reciente en el que está implicado, en este caso como primer ayudante de dirección, es el largometraje The Chain, dirigido por David Martín Porras y producido por Elisa Lleras. La película es también de La Panda pero coproducida con Kamel Films, Malvalanda y Sin Puerto Producciones, en asociación con Travieso Dreams, Gibmaric Films y Pony Films. A medio camino entre el drama y el suspense, se rodó el pasado verano en Los Ángeles y cuenta con un reparto que Gómez-Castro califica “de lujo”: John Patrick Amedori, Madeline Zima, Jamie Clayton, Neus Asensi, Adrienne Barbeau y Ray Wise.

 

La oportunidad de participar en el auge del audiovisual peruano

La experiencia de la actriz Ángela Mesa es bastante diferente. Trotamundos de los escenarios, esta sevillana llegó a Lima (Perú) hace dos años “inmersa en una búsqueda personal y creativa”, según explica con sus propias palabras. En principio, su carrera había estado enfocada casi siempre a las artes escénicas, pero al llegar a Perú se encontró con que este país vive una cierta pujanza en la industria audiovisual, en la que ha comenzado a integrarse. “El número de producciones se multiplica cada año y la determinación por parte de los que conforman el sector es clara, he tenido la suerte de ver trabajos donde la investigación audiovisual en todos sus aspectos prima y eso es siempre un regalo” nos cuenta. “Todo esto, para una actriz que huye no principalmente de una crisis económica sino de una crisis de esperanza, de nuevos recursos, supuso un aliciente para acercarme un poco más al trabajo de cámara”.

En este tiempo, Mesa ha trabajado en varios anuncios (“comerciales” los denomina ella, adoptando la terminología de su país actual de residencia) y en el cortometraje Relaciones loveborales, dirigido por el madrileño Jesús Plaza con guion del argentino Juan Pablo Papaleo. “Este trabajo supuso un impulso, puesto que quedé admirada de la profesionalidad de un equipo completamente entregado al proyecto sólo por amor a la ficción”, señala.

Ahora, le ha llegado la oportunidad de participar en Como TV, una serie de TVGO, extensión digital de América Televisión, uno de los principales canales peruanos. La serie plantea las peripecias de una productora audiovisual sin medios económicos. La integran cinco personajes y en cada capítulo reciben la visita de un invitado de América TV. Ángela Mesa interpreta a Ximena, definida por ella como “una directora frustrada que trata de emular a sus directores fetiche, y por supuesto emblemáticos del cine, pero que se encuentra sumida en trabajar en comerciales y televisión”.

“La serie busca elaborar un nuevo formato cómico audiovisual en Perú con referentes como The Office y tratando de mezclar diferentes lenguajes narrativos” nos cuenta la actriz sevillana. La primera temporada ya puede verse completa en la aplicación TVGO y están pendientes de grabar una segunda temporada.

 

Entre Hollywood y Bollywood

El tercer perfil que trazamos en esta primera entrega es el del director de fotografía jerezano Daniel Sánchez-López, que en los últimos años ha ido saltando de Hollywood a Bollywood, pasando por Europa, cuando el guion de su vida laboral lo ha requerido.

Daniel Sánchez-López durante uno de sus rodajes en India. Foto: Vishnu Sevenbyg

Daniel Sánchez-López durante uno de sus rodajes en India. Foto: Vishnu Sevenbyg

Tras estudiar Comunicación Audiovisual en Sevilla y completar su formación en la universidad Cornell y Chapman de California, se dio cuenta de que todos sus contactos estaban en Los Ángeles, por lo que decidió quedarse. Más tarde, le salió la oportunidad de trabajar en India y no dudó en aprovecharla. “Encontrar al tipo de cineasta que quiera hacer tu tipo de cine es tan complicado como encontrar el amor… Lleva mucho tiempo, pero cuando chocas con tu media bovina, ya nunca quieres despegarte de ellos” nos apunta con humor.

Acaba de terminar su cuarto largo en India como director de fotografía, Mahanati, que asegura que podría traducirse como “La más grande” y que tendrá su estreno internacional el 29 de marzo. Se trata de un biopic sobre una legendaria actriz del sur de la India que saltó al estrellato desde la pobreza en los años 40. “Fue tan popular que su caché era superior al de sus galanes, incluido su marido. Y eso fue un problema que acabó en divorcio, en depresión, alcoholismo y olvido” aclara Sánchez-López, que comenta que “reconstruir en anamórfico y Super16mm su vida, su carrera y sus películas ha sido una aventura muy emocionante”.

Otro de sus trabajos que le gusta destacar es un videoclip que dirigió y fotografió el año pasado por encargo de T-Series, una de las mayores productoras de la India, y que lleva 18 millones de visitas. Pero Daniel Sánchez-López se siente especialmente orgulloso de otra película hindú que también se estrenará este año: San75 / Año 1975, un thriller político sobre el momento en que Indira Ghandi declara el estado de emergencia y la mayor democracia del mundo se convierte en una dictadura. Y también para este año tiene previsto trabajar en dos películas en Los Ángeles: un documental sobre educación y un largometraje de ficción producido por los hermanos Duplass.


La confianza en trabajar en Andalucía

Los tres tienen en común el deseo de trabajar pronto en alguna producción andaluza. “Sé lo que se está produciendo allí, cuáles son las productoras más interesantes del momento, estoy familiarizado con el talento andaluz, etc. Pero me consta que desde allí a nosotros no se nos percibe igual” explica Pablo Gómez-Castro, para el que “la única manera de cambiar esto es hacer cosas que nos unan”. Y el director cordobés adelanta que está escribiendo un par de proyectos que suceden en Andalucía “o al menos requieren talento andaluz”, especifica. “Todavía les estoy dando forma, y es muy pronto para contar de qué van, pero espero que a lo largo de este año pueda empezar a contactar con productoras andaluzas, porque vamos a necesitar coproducir con ellas desde La Panda”, avanza.

Daniel Sánchez-López ha participado en algunos proyectos en Andalucía: algún corto, una webserie y un anuncio para una conocida marca de cervezas. “Pero lo que me encantaría es encontrar un equipo compatible y financiación con la que rodar o dirigir un largometraje en nuestra tierra”, completa el jerezano.

Por su parte, Ángela Mesa tiene claro que por ahora su residencia va a seguir estando en Perú, aunque no descarta trabajar en su tierra. “Creo que Andalucía tiene un ojo surrealista increíble, una tradición cultural heterogénea llena de riquezas semióticas para una imagen viva, profunda; además de grandes profesionales tanto delante como detrás de las cámaras. Sin lugar a dudas, quedan muchas historias por contar de nuestra tierra…” concluye la actriz sevillana.

*Imagen de portada: Pablo Gómez-Castro en el rodaje de The Chain

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *