Movistar+ inaugura en Sevilla ‘La Casa de la Gula’, una taberna inspirada en la decoración de la serie ‘La Peste’ y la gastronomía de la época

avila
19 Sep 2019
Alejandro Ávila

Unas celosías marcan el límite entre dos mundos. Fuera, la Sevilla de los automóviles, los teléfonos móviles y las tecnologías del siglo XXI. Dentro, las penumbras de las velas, los olores y sabores de otra época. Una taberna o Casa de Gula del siglo XVI.

Se trata del último invento de la serie de Movistar+ La Peste, que estrena su segunda temporada el próximo mes de noviembre ,y cuya Casa de Gula formará, además, parte de un Juego de Realidad Alternativa (ARG), una narración interactiva que utiliza el mundo real como soporte y que hará de Sevilla la primera ciudad española convertida en el escenario de un gigantesco juego inmersivo.

 

Un viaje en el tiempo

Para hacernos viajar en el tiempo, el equipo de La Peste ha contado con dos artistas de excepción: Gigia Pellegrini, set decorator de la serie, y el chef Daniel del Toro, que han estado presentes en Sevilla para la presentación de Casa de Gula junto a Ignacio Ochoa, director de Gran Público y Pymes de Telefónica en el Territorio Sur . La experiencia nos lleva no solo a otra época mediante suelos de taco macizos o columnas revestidas de madera, sino a esa ambientación de la serie protagonizada por claroscuros tan caravaggianos.

Pellegrini explica que se ha encontrado con “el reto de transformar un bar moderno en un espacio que recordase al siglo XVI y el ambiente de La Peste. Era importante que al entrar se respirara un espacio donde las paredes vibraran y la luz fuera de penumbras. La forja, el tapiz, la cacharrería y, sobre todo, el retablo lo ha hecho con mucho cariño y nivel artístico el equipo de arte”.

Inauguración a los medios de la “Casa de la Gula”. Taberna inspirada en la serie de Movistar “La Peste”

La barra está dominada por un retablo que se utilizó en la primera temporada para el Palacio de Dresdner y que está inspirado en uno que se encuentra en el Alcázar de Sevilla. En la planta baja del bar, otro de los elementos más llamativos es una vitrina, como “la que tenían los nobles. Ellos fueron los primeros coleccionistas y usan las vitrinas para exponer objetos exóticos, tropicales que venían del Nuevo Mundo”.

Tras los cristales se encuentran objetos utilizados en la serie, como una faltriquera de noble (las carteras de la época), perfumeros (“Que entonces ya eran sinónimo de lujo”), peines de nácar, conchas marinas, insectos (“En el Nuevo Mundo se descubrieron muchas especies nuevas y los más adinerados hacían lo posible para hacerse con ellas”) o las  joyas que emplea Teresa, la protagonista.

Unas escaleras de madera tosca y decoradas con un falso fresco nos llevan al que quizás sea el lugar más impactante del bar: una esquina decorada con cráneos, fémures y otros huesos que simulan un osario. “Está montado pieza y lo hemos hecho porque la calavera es un símbolo de la serie”.

Manjares de la época

Pero, como buena taberna, aún nos falta lo más importante: los manjares de la época. Ahí, el que lleva la voz cantante es Daniel del Toro, que nos explica que han creado el menú basándose en un recetario del siglo XVII, en el que un cocinero de la época recopiló recetas tradicionales.

“Hemos intentado recrear cómo se vivía y comía en Sevilla, una época que nos cambió a todos. La comida de aquella época estaba en los trigos y las harinas. La empanada era la manera de llenar los estómagos de la época. Se usaba, canela, comino, cardamomo y jengibre. Lo cierto es que hemos perdido mucha cultura culinaria”.

Inauguración a los medios de la “Casa de la Gula”. Taberna inspirada en la serie de Movistar “La Peste”

Así, podemos disfrutar de platos tan sabrosos como la sardina rellena, el salpicón de hígado de baca (sí, con be) o las empanadillas de pies de puerco. Por poner solo algunos ejemplos. ¿Y de postre? Torrijas.

El pollo al carbón con patatas fritas es una licencia, porque “era un tubérculo que se consumía muy poco y que apenas conocíamos”, apostilla Daniel del Toro.

Casa de La Gula se encuentra abierta desde este jueves en la calle Álvarez Quintero, 9 (Sevilla). 

Fotos: ManuTrillo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *