redaccion
Redacción filmAnd

Con la excusa del estreno de Los últimos Jedi, el Episodio VIII de la que es seguramente la saga más famosa de la historia del cine, recuperamos esta colección de anécdotas y datos llamativos que reunimos hace unos meses, con motivo del Día oficial de Star Wars.

Dentro de muy poco tendremos también nuestra propia crítica del Episodio VIII. Los últimos Jedi pero por ahora os dejamos con este peculiar listado de curiosidades, que además en algunos casos hemos actualizado.

1. Empezamos precisamente por el curioso origen del Día oficial de Star Wars, en el que tuvo que ver, asómbrense, ¡Margaret Thatcher! El 4 de mayo de 1979 miembros de los Tories, el Partido Conservador británico, publicaron una nota en el diario London Evening News dirigida a la Dama de Hierro, que acababa de ser nombrada primera ministra. La felicitaban con las siguientes palabras: “May the 4th Be With You, Maggie. Congratulations”. El juego con la famosa frase “May the Force be with you” dio pie así a la adjudicación del 4 de mayo como el Star Wars Day.

2. Es imposible saber cuántas veces se habrán proyectado o emitido las diferentes películas de la serie. De lo que sí estamos casi seguros es de que el visionado más peculiar es el que llevaron a cabo en pleno viaje interestelar los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) el 4 de mayo de 2015. Unos meses después, también pudieron disfrutar allí del recién estrenado Episodio VII. El despertar de la fuerza. Y, para continuar con la tradición cósmica, en estos mismos días, la NASA ha confirmado que enviará a la ISS este mismo viernes 15 de diciembre, fecha de su estreno, una copia de Los últimos Jedi a bordo de la cápsula Dragón de SpaceX, para que los tripulantes de la Estación puedan tener acceso al filme al mismo tiempo que en la Tierra.

3. En el universo anónimo de los dobladores, quizá la excepción española más famosa ha sido Constantino Romero. Si era popular como presentador de concursos no lo era menos como doble de la asmática y metálica voz de Darth Vader. A su muerte, en 2013, cundió el pánico entre los responsables de la distribución de la saga en España, hasta que después de un exhaustivo casting terminaron encontrando a su sucesor, Pedro Tena, que ya había doblado al personaje en la serie de animación Star Wars: Rebels y en dos videojuegos de la franquicia.

4. Son frecuentes los maratones en los que se proyectan todas las entregas de la saga, pero en diciembre de 2015 se llevó a cabo uno especialmente llamativo en Austin (EEUU). Se planteó como una competición de resistencia y su ganador, el fan Jim Braden, vio de un tirón las seis películas de las dos primeras trilogías y continuó después con nueve pases consecutivos de El despertar de la fuerza. Según explicó, al terminar se fue a dormir y estuvo soñando todo el rato con la película. Qué raro…

5. Las figuritas de merchandising originales de 1977 se han convertido hoy en piezas de coleccionista por las que se pueden llegar a pagar hasta 7000 euros en las subastas de internet.

6. Pero las auténticas joyas de la mitomanía galáctica son las piezas que se han utilizado en los rodajes de las películas: la auténtica espada láser de Luke Skywalker se vendió en 2005 por 170.000 dólares. La máscara de Chewbacca fue vendida en 2012 por 140.000. Y la Rebel Blockade Runner, la primera nave que aparece en pantalla en toda la saga alcanzó los 450.000 dólares en 2015, aunque es apenas una maqueta de 40 centímetros.

7. Siguiendo con el popular y peludo Chewbacca, parece ser que su inspiración fue un perro que tuvo el propio George Lucas, un lanudo Malamute de Alaska que acostumbraba a montarse en los coches en el lugar del copiloto y al que bautizó con el nombre de otro de los héroes a los que debe su gloria cinematográfica: Indiana.

8. La web Babbel, especializada en idiomas, hizo en un reportaje una detallada y divertida investigación filológica sobre el universo Star Wars. Por ejemplo, estudió el origen fónico de las tres lenguas ficticias más habladas por los galácticos y llegó a la siguiente conclusión: el huttés se inspira en el quechua; el jawaés procede del zulú y de otras lenguas africanas; y el ewokés mezcla varias lenguas mongolas: el tibetano, el nepalí y el calmuco.

9. Otro de los apuntes filológicos que recoge Babbel hace referencia a los nombres de los principales protagonistas. Podría deducirse que Luke Skywalker, el gran héroe, lleva en su nombre el apellido de su creador, el director George Lucas, convirtiéndose así en su alter ego en la ficción. Pero es que además el origen etimológico de Luke (Lucas) es el término griego leukos, “luz”. Su traducción literal sería así “El luminoso”. Y no se nos ocurre mejor apelativo para alguien que se pasa la vida luchando contra “el lado oscuro”. Su apellido, por lo demás, no puede ser más descriptivamente poético: Skywalker, “el caminante de los cielos” en español.

10. Mucho más prosaica es la explicación del nombre del entrañable R2-D2. Nace de la abreviatura de una orden que usaba su montador de sonido en la postproducción de American Graffiti: “Reel 2, Dialog Track 2”.

11. La minuciosidad de la mitomanía alrededor de Star Wars ha llevado a que se documente cada rincón de la Galaxia en la que transcurren las películas de la saga. Pueden encontrarse por la red innumerables planos y descripciones. Sin ir más lejos, este wiki en español nos parece muy completo. Entre otros muchísimos datos, se explica que La Galaxia ha llegado a estar habitada por aproximadamente 100 cuatrillones de formas de vida diferentes, pero “solo” 20 millones podrían presumir de vida inteligente.

12. Aunque en muchas ocasiones su apariencia no sea humana, practicamente todos los personajes que pueblan el universo Star Wars están interpretados por actores de carne y hueso, cuyas características físicas se adaptan lo máximo posible a la apariencia del personaje, incluso haciendo esto compatible con las imágenes digitales de las últimas entregas. Tal es el caso del gigantesco Chewbacca, interpretado por Petre Mayhew (que mide 2,13 m.) o de R2-D2, bajo cuya carcasa metálica estaba primero el pequeño cuerpo de Kenny Baker  y desde que este falleció en 2016 el del actor escocés Jimmy Vee (ambos con una altura de 1,12 m.).

13. Una excepción a estas “encarnaciones” humanas es otro de los personajes más carismáticos y reconocibles de la serie: el maestro Yoda, que hasta que se sustituyó por un diseño digital, era (salvo en algunas escenas resueltas con hábiles efectos especiales) una compleja marioneta manejada por el gran titiritero Frank Oz.

14. Oz, alma física y voz de Yoda, está también detrás de cientos de muppets históricos, como la cerdita Peggy o el Monstruo de las Galletas, entro muchos otros.

15. Más allá de su peculiar aire de duendecillo, lo más característico de Maestro Yoda es su sintáxis, su “hablar al revés”. Sobre su justificación, no se ponen de acuerdo los “expertos” en la serie, hay opiniones para todos los gustos. Hay quien lo explica como una simple anomalía por expresarse en un idioma no nativo y quien cree ver en su abuso del hipérbaton un subrayado de su solemnidad. Y hay explicaciones aún más rocambolescas, como la que empareja su habla con la del Baron Lolopretjzyl, un personaje de una novela de Agata Christie.

16. La fascinación por Yoda también ha alimentado sus paródicos parecidos. Quizá en España su comparación más recurrente ha sido con un famoso político catalán ya jubilado pero que ha vuelto a estar de actualidad en los últimos meses.

17. Pero seguramente la noticia más sorprendente protagonizada por el maestro Yoda y la que lo confirma como un personaje que trasciende el espacio y el tiempo es su reciente “aparición” en un manuscrito medieval.

18. La pareja cómica por excelencia de La Guerra de las Galaxias es la formada por los androides C-3P0 y R2-D2. Muestran muchos de los recursos dramáticos de los personajes emparejados, como por ejemplo el reparto de roles (uno cobarde y otro valiente; uno patán y otro habilidoso…). La gran paradoja es que había una enorme rivalidad que derivó en una gran enemistad entre los dos actores que los interpretaban, Anthony Daniels y Kenny Baker.

19. R2-D2 no aparece en la primera película, pero en las siguientes formaría esta inseparable pareja con C-3PO. En el Episodio 1. La amenaza fantasma (1999) se desvela que se conocieron en el taller de Anakin.

20. En Latinoamérica, estos dos personajes han sido conocidos como Arturito y Citripio. ¿Y cómo se explican estos nombres? Pues por la transcripción fonética de los originales: R(ar) 2 (thu) D(di) 2 (thu) y C(ci) 3 (three) P (pi) O (ou).

21. La idea de esta pareja cómica, como la de muchas otras estrategias dramáticas de la saga, están inspiradas por el cine de Akira Kurosawa, director japonés con una concepción épica cercana al western en muchas de sus historias y que Lucas ha reconocido como una influencia fundamental.

22. Para muchos seguidores, el personaje humanoide más atractivo de toda la saga es Han Solo, una suerte de vaquero intergaláctico, solitario, socarrón y vividor, que va tomando conciencia de la importancia de la causa rebelde a medida que pasa el metraje. Interpretado por Harrison Ford, Lucas se inspiró nada más y nada menos que en Francis Ford Coppola para este personaje. Según ha explicado en varias entrevistas, la razón es que Coppola “era el más ligón” de su generación.

23. El Halcón Milenario, la mítica nave pilotada por Han Solo tiene, como muchas cosas en Star Wars, una inspiración bastante más frívola de lo que cabría esperar. Al parecer, Lucas pidió a sus diseñadores que tomaran como modelo una hamburguesa mordida.

24. En la proxima película de la saga, que tiene previsto su estreno en 2018, Han Solo será interpretado por primera por alguien diferente a Harrison Ford: Alden Ehrenreich, un joven actor californiano bastante desconocido por el gran público, aunque lo descubrió precisamente Coppola hace unos años y debutó con él en Tetros (2009).

25. La mayor conmoción sufrida por los seguidores de Star Wars ha sido sin duda el fallecimiento en diciembre de 2016 de Carrie Fisher, la actriz que ha interpretado a la Princesa Leia en la edad adulta. Antes de su muerte, Fisher participó en el rodaje del Episodio VIII que ahora se estrena.

26. John Williams, responsable de la banda sonora de toda la saga, es uno de los compositores más laureados de la historia del cine, con 50 nominaciones y 5 premios Oscar. Curiosamente, el único que ha conseguido por una película de Star Wars fue con la primera entrega, en 1978, aunque ha estado nominado en otras tres obras de la serie.

27. El genial compositor hizo recientemente una confesión escandalosa para los fans galácticos: al parecer, no ha visto ninguna de las películas de la saga. Williams afirmaba con toda tranquilidad en The Mirror que, cuando termina de componer la banda sonora de una película, “lo deja ir” y no siente el impulso de verla en el cine.

28. Entre los numerosos cameos que han ido recogiendo todas las películas de la serie hay uno especialmente curioso: el propio George Lucas aparece en el Episodio III: La venganza de los Sith (2005) en el papel del barón Papanoida.

29. Sin embargo, en una entrevista concedida a Vanity Fair, Lucas explicaba que si él tuviese que ser un personaje de Star Wars elegiría Jar Jar Bin, anfibio gungano que está inspirado por Goofy, personaje de Disney, y que curiosamente aparece siempre en las encuestas como uno de los personajes más odiados por los fans de la saga.

30. Sin duda, el actor más ilustre de los que comenzaron la primera trilogía era sir Alec Guinnes, que interpretaba el papel de Obi-Wan Kenobi. En 1977, ya era mucho más conocido que la gran mayoría de sus compañeros de reparto, había ganado un Oscar y había estado nominado otras dos veces. Por todo eso, quizá, a pesar de que le valió una nueva nominación, se sintió bastante defraudado con su personaje, lo consideraba insulso y fue él mismo el que aconsejó a Lucas que lo matase.31. Veinte años más tarde Obi-Wan Kenobi catapultó a la fama mundial a Ewan McGregor, que lo interpretó en los episodios I, II y III, en la etapa joven del personaje. Pero por declaraciones recientes tampoco McGregor parece sentirse muy orgulloso de ese trabajo.

32. El estreno mundial de Star Wars: A New Hope el 25 de mayo de 1977 solo ocupó 32 salas estadounidenses, recaudando 254.000 dólares ese día. Con el tiempo, la película llegaría a recaudar solo en Estados Unidos 461 millones de dólares.

33. Desde entonces hasta hoy, se calcula que la franquicia Star Wars ha generado unos ingresos totales de 30.536 millones de dólares sumando sus diferentes vías de explotación, según datos recogidos en la web Statisticbrain.com, que detalla los ingresos de las diferentes entregas y las diferentes vías.

34. En la lista Forbes, hay un apartado dedicado a los millonarios de las comunicaciones, el deporte y el espectáculo. Adivinen quién lo encabeza: pues sí, George Lucas, con un patrimonio neto de 4600 millones de dólares. Y podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que una absoluta mayoría de esos ingresos se los debe a Star Wars.

35. Entre las aportaciones técnicas que hay que reconocerle a Star Wars, está la popularización del sistema Dolby de reducción de sonido. Aunque había empezado a usarse algunos años antes, fue a partir de Star Wars: A New Hope cuando se convirtió en un estándar de reproducción de sonido en las salas.

36. La saga ha conseguido en total 33 nominaciones y 10 premios Oscar. La primera entrega, ha sido la más laureada de todas, con 12 nominaciones y 7 premios.

37. Si hay una serie que se ha caracterizado en las últimas décadas por parodiar los grandes hitos de la cultura popular es Los Simpsons. Por supuesto no han faltado en ella los guiños o las referencias explícitas a Star Wars, hay muchos, algunos muy largos y elaborados, pero nos parece especialmente tierno este flashback que recupera un momento del noviazgo entre Maggie y Homer (aún con pelo) en el que van a ver El imperio contraataca y Homer hace un antológico spoiler.

38. La mercadotecnia no ha conocido límites con La Guerra de las Galaxias. Todos los productos imaginables se han adaptado con detalles de la película: desde preservativos a secadores de pelo, pasando por auriculares, andadores ortopédicos o albornoces. Pero quizá lo más freak que puede encontrarse por las redes es este sofá Chewbacca.

39. Si no galáctica, sí podría decirse que la penetración del universo Star Wars como referencia cultural ha sido planetaria. Hay pocos rincones de la Tierra en los que no puedan identificar a Han Solo o Luke Skywalker. Sin embargo, sí que se marca una brecha de popularidad en aquellos países que vivían bajo regímenes comunistas en los años 70, como los de la Europa del Este o China, donde directamente estuvieron vetadas un par de décadas las primeras entregas.

40. No podíamos terminar este listado sin acordarnos de la gran conexión andaluza con La Guerra de las Galáxias, gracias a la localización de Theed, capital del planeta Naboo, en la Plaza de España de Sevilla, un espacio que ha sido reconocido este mismo año como Tesoro de la Cultura Cinematográfica Europea.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *