Amalia Bulnes
Amalia Bulnes

El cotizado director norteamericano Brian de Palma ha escudriñado durante semanas la zona oriental de Andalucía hasta dar con el enclave perfecto en el que situar la acción de Domino, una coproducción europea que viene a España de la mano de Maestranza Films (Antonio Pérez) y en la que participan los televisivos Nicolaj Coster-Waldau (Jamie Lannister en Juego de Tronos) y Christina Hendricks (Mad Men) como protagonistas.

Si bien hace unos meses se anunciaron públicamente algunos de los espacios patrimoniales más destacados de la capital malagueña como set de rodaje para este thriller internacional, Brian de Palma, meticuloso y perfeccionista según sus allegados, ha tardado al menos dos semanas más en decidirse, para finalmente sustituir la plaza de toros de la Malagueta -donde iba a situar una de las escenas claves del filme- por el coso de Almería, un hecho que ha obligado a desplazar toda la acción a la capital del Poniente Andaluz. De hecho, el cineasta norteamericano desembarcó en el aeropuerto de Almería el domingo 11 de junio para dar comienzo el trabajo y encontrarse con el resto del equipo.

El rodaje, no obstante, arranca la próxima semana en Amberes (Bélgica), en una producción entre Noruega (Schonne Film), Bélgica (Zilvermeer Productions) y España, y contará la historia de un policía de Copenhague (Coster-Waldau) que, con la ayuda de otra colega (Hendricks), seguirá los pasos de un hombre de origen árabe responsable de haber asesinado a su compañero. Según ha publicado The Hollywood Reporter, esta persecución, en la que también se verá implicada la CIA, llevará a los protagonistas desde el norte de Europa hasta “paisajes bañados por el sol de España”.

Michel Schonnemann, productor ejecutivo de Schonne Film ha declarado que es fan de Brian de Palma “desde Scarface (El precio del Poder)”. “Es un orgullo poder producir Domino, porque además he colaborado en el guión junto a Petter Skavland “, ha revelado Schonnemann que, además, añade que su objetivo es “crear un suspense de alto voltaje al estilo de clásicos como French Connection: Contra el imperio de la droga, y Brian es una apuesta segura para conseguirlo”.

Con esto, el autor de clásicos como Vestida para matar, Blow Out y Los Intocables de Elliot Ness vuelve a colocarse tras las cámaras después de Passion, en 2012, un drama criminal que protagonizaron Rachel McAdams, Noomi Rapace, Karoline Herfurth y Paul Anderson.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *