Marta Jiménez
Marta Jiménez

Un ciclo dedicado al centenario de Ingmar Bergman, otro a los cien años del cine rumano o, ya en casa, un recuerdo al cine de Manolo Summers centrarán la programación del último cuatrimestre de la Filmoteca de Andalucía, con sede principal en Córdoba y salas en Sevilla, Granada y Almería. “Queremos unir las retrospectivas con la actualidad”, en palabras del coordinador de esta institución cultural, el poeta Pablo García Casado. “Es importante atender lo que se está haciendo actualmente en el cine europeo, internacional y andaluz, y con una mirada retrospectiva intentar mostrar cine clásico en distintas vertientes”, añade.

 

Bergman centenario

El pasado 18 de julio se celebró el centenario del nacimiento de Ingmar Bergman (1918-2007), uno de los nombres fundamentales de la historia del cine, tan autor en muchas de sus películas como inmensamente popular con otras (Gritos y susurros estuvo más de un año en cartel) y multipremiado: se alzó con tres Oscar a la mejor película de habla no inglesa (El manantial de la doncella, Como en un espejo y Fanny y Alexander) y en 1997 le otorgaron la Palma de Oro honorífica de Cannes. La Filmoteca andaluza dedica un ciclo al cineasta sueco en sus salas de Córdoba y Sevilla con la proyección de diez de sus títulos más emblemáticos, además del documental Trespassing Bergman (Descubriendo a Bergman, Jane Magnusson, Hynek Pallas, 2013).

La vida y las películas clave de Ingmar Bergman a través de los ojos de actores y directores actuales. El documental mezcla entrevistas con imágenes extraídas de la enorme colección almacenada por el maestro sueco. Además, aprovechan la ocasión para hablar de la influencia que éste ha ejercido sobre ellos, en general, o en un género en particular. Entre los entrevistados están Woody Allen, Michael Haneke, Martin Scorsese, Ridley Scott, Francis Ford Coppola, Wes Anderson, Takeshi Kitano, Isabella Rossellini, Zhang Yimou, Ang Lee, Robert de Niro, Claire Denis, Olivier Assayas, Alejandro González Iñárritu, Wes Craven, John Landis, Holly Hunter, Thomas Vinterberg o Lars von Trier.

 

La causa contra Franco ¿El Nuremberg español?

En  pleno debate sobre los restos del dictador, la Filmoteca andaluza programará en sus cuatro salas este documental de los cineastas Lucía Palacios y Dietmar Post, que ya dedicaron al general Franco la exitosa Los colonos del caudillo, su primera película sobre la dictadura. Ahora abordan uno de los capítulos más negros de la historia europea: el presunto exterminio organizado que tuvo lugar en España durante la dictadura fascista. Hasta el día de hoy, nadie ha sido procesado por las sistemáticas atrocidades cometidas por el régimen.

 

¿Se puede juzgar al franquismo y a quienes jugaron un papel clave en la maquinaria de la represión de la dictadura? Si le preguntan a la juez argentina María Servini, seguramente responderá con un “sí”. Se puede. Ella instruye la que se ha venido a llamar la “querella argentina”, un caso al que palacios y Post dedican su película, un documental co-producido con la cadena de televisión franco-alemana Arte.

 

25 años de la muerte de Manolo Summers y cine andaluz

Tras los homenajes que el cineasta andaluz fallecido hace ahora 25 años ha recibido en Sevilla y Madrid, entre otros lugares, la Filmoteca de Andalucía programará en Córdoba dos de sus películas. Su galardonado debut, Del rosa… al amarillo (1963), rodada con 28 años, que cuenta dos historias de amor sucesivas en el comienzo y final de la vida, y La niña de luto (1964), rodada en La Palma del Condado y en otras localizaciones de la provincia de Huelva, como Moguer o San Juan del Puerto, y todo un retrato de la cárcel que supuso el luto sobre las mujeres en la Andalucía rural del franquismo.

Asimismo, el cine andaluz estará presente con Retrospectiva 2006-2018, de la mano del  director, productor y guionista Edgar Burgos (Big Shiva);  también con el cortometraje documental The Resurrection Club. Una película de 25 minutos producida por La Claqueta y dirigido por los periodistas Álvaro Corcuera y Guillermo Abril, que cuenta la historia de Shujaa Graham, Ron Keine, Greg Wilhoit y Albert Burrell, cuatro estadounidenses que fueron condenados a muerte por crímenes que no cometieron; Rota and roll, de Vanesa Benítez Zamora, es un documental histórico-musical que recrea la llegada y establecimiento de la comunidad norteamericana en el municipio gaditano de Rota en los años 50; otro documental, Losa game. Retrato de un artista outsider, de Ángel Cagigas, traza un recorrido por el territorio híbrido entre el arte y la esquizofrenia a través de la vida de Ramón Losa; y en Soledad Miranda, Paco Millán recupera la memoria de esta actriz sevillana que enamoró a Drácula y rodó con los más grandes de la época, desde Paco Rabal a José Bódalo.

Para el director de la Filmoteca el cine andaluz “ya ha entrado” en el terreno de la normalidad. “Es normal que compitan producciones andaluzas en San Sebastián, que el Festival de Cine de Sevilla con una  programación muy exigente llene las salas, o a nadie le ha extrañado que se hagan los Goya en Sevilla o se entreguen también los Premios del Cine Europeo. El cine andaluz ha dejado de ser un accidente y una casualidad”, opina García Casado.

 

Un siglo de cine rumano

Una veintena de películas conformarán este homenaje al cine de Rumanía desde la década de los 40 hasta el siglo XXI. Las cuatro salas andaluzas de la Filmoteca acogerán este ciclo que viene de la mano de Dacin Sara -el principal organismo de administración patrimonial del cine rumano-, el Instituto Cultural Rumano y con la colaboración del Centro Nacional de la Cinematografía de Rumanía (CNC) y de la Embajada de Rumanía en el Reino de España.

Se mostrará una representativa historia de una de las cinematografías del Este de Europa menos conocida, a pesar del reconocimiento adquirido en los grandes concursos y festivales internacionales, como el de la película, Touch Me Not, de la directora Adina Pintilie, ganadora del Oso de Oro en el pasado Festival de Berlín. En Andalucía se proyectarán películas desde la década de los 50 hasta nuestros días.

 

Ocaña, retrato intermitente

Otra de las proyecciones especiales de la Filmoteca a inicios de este curso será el documental filmado en 1978 por Ventura Pons que retrata la Barcelona posfranquista a través de la mirada del artista andaluz José Pérez Ocaña. Un revelador retrato de la Barcelona de principios de la transición y su ambiente gay en tiempos en los que todavía estaba vigente la ley de peligrosidad social que se había utilizado para la represión de los homosexuales.

Ciencia Ficción y películas LGTB; Cine Junior, Estrenos y Gran Pantalla

Más allá del público cinéfilo que demanda en las sedes de la Filmoteca cine que no haya pasado por las salas, esta institución también se abre al público más amplio para crear hábitos culturales desde una programación exigente en su calidad.

La Universidad de Córdoba (UCO) está detrás del ciclo Nuevas visiones del espacio, con las proyecciones en Córdoba de Gravity (Alfonso Cuarón, 2013), Interstellar (Christopher Nolan, 2014) y Destino Júpiter (Lana Wachowski, Lilly Wachowski, 2015). En Almería habrá espacio para el cine documental y el cine actual sueco, y en Sevilla, la asociación Adriano Antinoo pondrá en marcha un ciclo LGTB centrado en los años 70 y los 80 en el que proyectará El transexual (José Jara, 1977), Un hombre llamado flor de otoño (Pedro Olea, 1978) y El diputado (Eloy de la Iglesia, 1978).

Las salas de Córdoba y Granada volverán a acoger estrenos de películas de reciente producción que difícilmente llegan a las salas comerciales o es imposible ver en versión original, al igual que los sábados por la tarde la Filmoteca cordobesa será tomada por los más pequeños gracias al ciclo Cine Junior.

Por último, el ciclo Gran pantalla recogerá clásicos para volver a degustarlos en pantalla grande. En esta temporada, Un tranvía llamado deseo (Elia Kazan, 1951), Quién teme a Virginia Woolf (Mike Nichols, 1966), Barry Lyndon (Stanley Kubrick, 1975) o El Resplandor  (Stanley Kubrick, 1980) estarán entre los quince clásicos que harán las delicias de los cinéfilos nostálgicos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *