Antonio Donaire El secadero
Ignacio Gutiérrez Torrejón
Ignacio Gutiérrez Torrejón

Un bar en medio de un terreno hostil  y unos personajes enfrentados a sus demonios. Se trata del punto de partida de la película El Secadero, ópera prima del director andaluz Antonio Donaire. Se trata de un primer largometraje que recrea la novela homónima del escritor mallorquín Pedro Andreu. La película se estrenará en el Festival de Sevilla el domingo 11 de noviembre. En esta entrevista hablamos con su director sobre cómo ha sido el rodaje y sus expectativas de distribución.

 

¿Cómo surgió la idea de adaptar esta novela de Pedro Andreu?

En Palma de Mallorca una amiga trabaja en la Biblioteca de Cultura Artesana, me recomendó un par de libros, uno de ellos era El Secadero. Leí la novela y me gustó mucho porque habla de temas que me llegan, que me apetecía contar. Quería hablar sobre la soledad, el amor, la pasión, el sexo, los conflictos familiares… quería contar una historia de supervivencia.

¿Cómo enfrentaste la adaptación? ¿Es una versión personal del relato o un intento fiel de poner la novela en imágenes? ¿Qué aleja y acerca la película a la novela?

Primero escribí en solitario la adaptación. Posteriormente se la envié a Pedro, el autor para que le diera el visto bueno. Le pregunté si quería participar en el proceso de escritura. Nos fuimos intercambiando versiones. Es un placer trabajar con él. El trabajo ha sido muy fácil y fluido, aunque nos ha condicionado mucho el presupuesto que teníamos, que es cuarenta veces inferior a una producción normal. Nos encantaba la primera versión definitiva del guion que teníamos y nos sigue gustando muchísimo, pero era totalmente inviable. Tuvimos que recortar mucho contenido de la parte fantástica, explosiones, lagartos gigantes, persecuciones en coche,  concentraciones de iguanas, peleas complicadas, lluvias, tormentas…  Tuvimos que reducir localizaciones de prácticamente diez a solamente una. Nos quedamos solo con lo esencial, los personajes y sus emociones en una sola localización. La película es como una condensación de lo que sentían y padecían los personajes a lo largo del relato.

Marta Costa en una escena de 'El secadero' de Antonio Donaire.

Marta Costa en una escena de ‘El secadero’ de Antonio Donaire.

¿Es El secadero un cuento simbólico o una historia de fantasía?

Para mi es una historia de fantasía muy real.

 

Se trata de tu primer largometraje, ¿cómo te has sentido al frente del proyecto?

Al ser director, productor, coguionista y tener que rodar en tan sólo once días me sentí con nervios y tensión. Contento de tenerla terminada, he aprendido muchísimo. Muy feliz con el equipo técnico y artístico que finalmente tomaron parte.

 

La música es muy interesante, ¿qué sensaciones y efectos perseguías? ¿Cómo fue el proceso de elaboración de la banda sonora?

Vimos varias referencias de películas que seguían ese efecto. Las enviaba al compositor que trabajaba para conseguir sensaciones parecidas, le comentaba lo que perseguía en cada secuencia, qué sentimientos queríamos transmitir al espectador, le sugería cambios, me ofrecía alternativas diferentes hasta que llegábamos al consenso.

Una escena de 'El secadero' de Antonio Donaire.

Una escena de ‘El secadero’ de Antonio Donaire.

¿Qué dificultades has tenido en el rodaje de El secadero?

Pues no quiero reincidir pero el presupuesto lo ha condicionado todo. No poder contar con los actores que pretendía por caídas de algunos a última hora, no poder filmar la película que quería, ni el contenido, ni el guion….  En definitiva, tenía muy clara la película que quería, como filmarla, qué planos, a qué hora del día, qué condiciones climatológicas en cada secuencia,  con qué actores… pero carecer de presupuesto te limita aunque también te activa la creatividad de forma exponencial. Quisiera agradecer a todo el equipo técnico y artístico que finalmente participaron y creyeron en el proyecto porque sin ellos no hubiera sido posible y porque confiaron en un casi imposible, ya que muchos actores y técnicos rehusaron participar alegando que no era viable con el dinero del que disponíamos poder filmar el largometraje. Lo  valoro  como una experiencia que me ha hecho crecer muchísimo. Hacer frente a tantas adversidades y carencias te hace más fuerte, más solvente, te enseña a adaptarte rápidamente, a solventar con los medios que de dispones, a ser flexible…

 

Es una película cuyo peso recae en el paisaje y la interpretación del reparto, ¿cómo ha sido el trabajo con la actriz protagonista y el resto del reparto?

La actriz protagonista, Marta Costa tuvo que enterarse dos semanas antes que tenía que hacer el papel completo del personaje principal, ya que en principio en la edad más adulta otra actriz iba a hacer su papel pero a última hora falló. Marta tuvo un gran valor al aceptar ese reto y esa responsabilidad. A Marta ya la conocía pues habíamos rodado varios cortometrajes juntos, lo que hizo más fácil la comunicación entre nosotros. Le agradezco su ayuda para sacar adelante el proyecto. El resto del reparto no los conocía, quiero agradecer enormemente a Pedro Ossorio que estuvo ayudándome desde el principio del proyecto y también por sus consejos; a  Cristina Hoyos por apoyar desinteresadamente a directores noveles y por lo grande que es en todos los sentidos y lo fácil que hace el trabajar con ella; a Antonio Estrada, que lo ha bordado, a Juan Luis Corrientes porque es un crack,  Kanka genial , Josema insuperable , José Ramón fantástico , Kenia, Lola… todos me ayudaron y me hicieron sentir muy bien, se los agradezco a todos.

 

La película se estrenará en el Festival de Sevilla, ¿qué expectativas tienes?

Creo que a esta pregunta más bien el tiempo responderá. Ser positivo y aprovechar todas las oportunidades que puedan surgir, estar abierto a todo , vivir el momento.

 

¿Cómo ha sido la producción?, creo que se realizó a través de un crowdfunding.

Hicimos un crowfounding en primer término en una plataforma online para recaudar fondos y posteriormente otro más personal que hice al realizar una exposición de pintura en el Real Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla que tuvo mucho éxito y difusión, y que dio el impulso final. Canal Sur y Fundación Cajasol aportaron fondos, cantidades pequeñas pero imprescindibles para poder haber materializado el proyecto. Andalucía Emprende, Consejería de Cultura Junta de Andalucía, Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, Caixabank,  colaboraron también en el proyecto de forma fundamental.

 

¿Dónde podrá verse El secadero?

Vamos a enviar la película a más festivales de cine, queremos que tenga más recorrido por ese circuito. De momento no hemos buscado distribuidores, como sabes si las exhibes on line o en salas ya no la puedes enviar a más festivales, queremos exprimir todavía esa vía. Más adelante queremos intentar la exhibición en cines, plataformas online como Filmin, Movistar, introducirla en otros países y otras alternativas y caminos que vamos barajando.

 

¿Cómo ves desde tu perspectiva el crecimiento del sector audiovisual en Andalucía?

No llevo mucho tiempo en el sector por lo que habrá otros profesionales con más recorrido o experiencia que puedan responder mejor a esta pregunta, el primer trabajo que he rodado en Andalucía ha sido El Secadero. Viéndolo desde fuera sí que se aprecia ese crecimiento que refleja la calidad y el trabajo desarrollado en Andalucía.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *