El director de fotografía gaditano Dani Sánchez-López rueda en Málaga, Sevilla y Cádiz ‘Sanyukhta Café’, una producción de Tollywood con la protagonista de Mahanati

Néstor Cenizo
31 Jul 2019
Néstor Cenizo

Plaza de España, el puente de Triana y Plaza Nueva, en Sevilla; calle Larios o el Castillo de Gibralfaro, en Málaga, y las playas de Cádiz son localizaciones lo suficientemente singulares como para no marcar un guion. También en el caso de Sanyukhta Café, el título provisional de una producción india que se está rodando estos días en Andalucía y que tendrá, además, mirada andaluza a través de la lente del gaditano Dani Sánchez-López.

Esta es la octava producción india en la que participa este director de fotografía, con formación en las universidades californianas de Chapman y Cornell y experiencia en el cine internacional desde que en 2004 se marchó a Nueva York. No puede revelar mucho porque las producciones indias juegan con el misterio. “En el marketing de las películas, que es muy importante allí, la clave es el secretismo”, comenta.

Por ejemplo: se trata de dosificar con cuentagotas información sobre la trama o cuál va a ser el vestuario de los personajes. “Es raro, porque en el cine occidental saber de qué va la película es muy importante”.

Sí está claro que la acción de Sanyukhta Café transcurre en España y que las localizaciones serán parte integral de la historia, que en esencia narra el proceso de descubrimiento de la protagonista en un país extranjero. “Hemos rodado de forma muy distinta a la que se suele mirar al extranjero desde la industria india, que suele hacer miradas muy exóticas. Yo me he intentado centrar en la visión de la protagonista, y en cómo se acerca a un país que al final ve como suyo”.

Hacía muchos años que Sánchez-López no rodaba en España, y explica que la productora no tuvo dudas para elegir Málaga y Sevilla. “El sur de España gusta mucho por la forma de ser, o los espacios, que les parecen muy exóticos”, asegura este gaditano, hoy orgulloso de poder mostrar Andalucía a la industria que le ha adoptado como profesional. Sanyukhta Café acaba de finalizar su rodaje en Málaga (también en Benalmádena) y Sevilla, y ahora rueda en Cádiz.

El éxito de Mahanati en la India

La protagonista es Keerthy Suresh, a quien este cineasta andaluz ya conoce de una producción anterior, Mahanati uno de los grandes éxitos del cine telugu en 2018. Igual que el cine francés, el español o el italiano tienen cada uno una identidad propia, en India, un país con más de una veintena de lenguas cooficiales y casi 1.400 millones de habitantes, hay varias industrias, que en conjunto producen el mayor volumen de largometrajes del mundo. En Europa se conoce Bollywood, que es la industria en idioma hindi, pero existen también Tollywood (en telugu), Mollywood (en malayalam) o Kollywood (en tamil). Cada una con singularidad.

Mahanati, que se puede traducir como “la más grande”, es un biopic sobre Savitri, una popularísima actriz del sur de la India activa en los años 60 y 70. Es una historia con un punto feminista, en la que la protagonista rompe los estereotipos sociales para alcanzar el éxito. “Fue tan popular que su caché era superior al de sus galanes, incluido su marido. Y eso fue un problema que acabó en divorcio, en depresión, alcoholismo y olvido”, explicaba Sánchez-López hace unos meses.

La película ha sido un éxito y ahora opta a varios premios de la industria de Tollywood. Además, acaba de ser presentada en el Festival de Shanghai, y hay posibilidades de distribución en China. Eso sí, deberán acortar el metraje y pulir algunos aspectos demasiados chocantes para la mentalidad china.

El éxito de Mahanati ha aumentado las expectativas en torno a Sanyukhta Café en las redes, donde se escrutan posibles pistas de la nueva película de Sánchez-López y Keerthy Suresh.

El director de fotografía, un “traductor visual”

A Sánchez-López le gusta pensar que su trabajo es hacer de “traductor visual” del guion. “Escribir con imágenes la historia que el director quiere contar”. Un trabajo que esencialmente es idéntico en cualquier parte del mundo, más allá de que cada historia sea diferente. No hay, dice, diferencias culturales que afecten a la forma de trabajar de un director de fotografía.

Daniel Sánchez-López

Sánchez-López lamenta que sigue existiendo cierto prejuicio hacia el cine de la India, del que apenas conocemos unas pocas referencias llegadas de Bollywood, generalmente muy estereotipadas. Las plataformas de distribución digital ya han abierto una vía de entrada. “Nos quedamos con el anuncio de Coca Cola del pita pita del”, pero el cine de la India es mucho más que eso.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *